Cubiertas planas para el jardín

Existen varias opciones cuando de cobertura para jardines se trata, pueden ser desde velarias arquitectónicas, lonas, toldos o cubiertas planas también conocidas como palillerias. En esta ocasión hablaremos más sobre esta última opción. Si estás buscando una opción diferente para cubrir tu jardín esta información te interesa.

Las palillerias son toldos que se construyen por guías horizontales, también llamados palillos y que corren sobre rieles. Utilizan una lona como cubierta y gracias al sistema de rieles, ésta crea ondas que tienen un estilo elegante y es la principal característica de este tipo de cobertura.

Uno de los principales beneficios del uso de cubiertas planas es que son retráctiles, de esta manera se pueden abrir y cerrar de acuerdo a las necesidades, para un jardín es muy útil ya que puede abrirse si el día es muy soleado o cerrarse cuando esté por anochecer.

Entre los beneficios que ofrece una palilleria es que se adapta muy fácilmente al tamaño de los diferentes espacios y su versatilidad permite cubrir diversas áreas como jardines, patios, piscinas, terrazas y hasta ventanas.

Su instalación es muy sencilla y no requiere de grandes espacios para hacerlo. Se puede colocar en diferentes lugares como entre paredes, a techos, desde la pared como si fuera tipo portería o en pérgola utilizando cuatro postes.

En el caso de los jardines se pueden elegir una pared o techo cercanos para hacer la colocación, pero en caso de que no exista una estructura en el área entonces lo más recomendable es utilizar el estilo de pérgola, ya que es una estructura que no ocupará mucho espacio por lo que el jardín podrá seguir utilizándose como se venía haciendo antes de la instalación.

La palilleria se puede fabricar de materiales como aluminio o acero inoxidable, la elección dependerá tanto del gusto de cada cliente como de las condiciones meteorológicas donde se colocarán las estructuras tensadas.

Los materiales que se utilizan deben ser de alta calidad para soportar el viento, la lluvia y la humedad. La vida útil aproximada de las palillerias es de ocho años, aunque si se cuidan correctamente y se les brinda un mantenimiento regular se puede extender.

Una de las principales características de los toldos que se utilizan en este tipo de estructuras es que están fabricados con telas especiales que son impermeables y resisten condiciones como el sol y la lluvia, además son fáciles de lavar, ya que basta con utilizar agua a presión para eliminar el polvo.

En Proyectos en Lonas somos especialistas en la colocación de palillerias, si deseas conocer nuestros modelos y solicitar una cotización contáctanos y resolveremos todas tus dudas.